Ago 312012

 

Bombilla de filamento.

A partir de mañana, 1 de septiembre, las usadas lamparas de menos de 60 vatios dejarán de distribuirse en los 27 países de la Unión Europea para incentivar el ahorro de energía. Las bombillas de Thomas Alva Edison con casquillos E14 y E27 tienen sus horas contadas en el mercado europeo. Esta medida será inmediata en la fabricación pero en los comercios tendremos una prorroga hasta que se agoten las existencias de los comerciantes.

Las alternativas que tenemos son la iluminación por fluorescentes, compactas y LEDs. Sin duda la mejor es la de LED por su gran eficiencia energética y bajo consumo, aunque su precio es mas elevado se amortiza luego en la factura de la luz. Los fluorescentes es la solución intermedia pero tiene el agravante que contienen mercurio y hay que hacer un reciclado de los tubos agotados.

La iniciativa empezó hace tres años, cuando se sacaron de circulación las bombillas incandescentes de 100 vatios. Entonces, la Comisión Europea anunció un calendario de acción para terminar con los focos de Edison, que además de iluminar, generan calor y son ineficientes. En 2010 y 2011 les llegó la hora a las bombillas de 75 y 60 vatios respectivamente y con el fin de las de menos de 60 vatios se concluirá la transición.

Las bombillas de Thomas Alva Edison en sus mas de cien años han permitido que se alargaran las jornadas de trabajo, poder transitar por zonas oscuras y tener luz en las casas, comercios y fabricas. Todo esto ha hecho que aumente la productividad de la sociedad y su desarrollo.

Gracias Thomas Alva Edison por tu invento.



Contenido relacionado




 Deja un Comentario

(Requerido)

(Requerido)