Dic 032011

 

La termografía es una técnica que permite medir el calor que desprende un objeto, es muy usada en electrónica y electricidad para prevenir futuras averías.

Los ojos humanos no captan la radiación infrarroja emitida por un objeto, pero las cámaras termográficas llevan unos sensores infrarrojos, capaces de registrar estas longitudes de onda. No hace falta que tengamos un contacto físico con el componente a medir.

Es una herramienta creada para el mantenimiento preventivo predictivo con la cual nos anticipamos a las averías producidas por un excesivo calor generado por malos contactos en las conexiones o cables que no soportan un consumo dado. Todo esto nos quedará reflejado en fotografías en las que los puntos calientes se ven en color rojo, mas intenso según la temperatura.

El precio suele ser un poco elevado para este instrumento, pero en empresas dedicadas a este tipo de mantenimiento se suele amortizar rápido.

Con estos aparatos nos permite medir la energía radiante emitida por objetos y, por consiguiente, determinar y registrar la temperatura de la superficie a distancia, en tiempo real y sin contacto.

Terminal que se calienta en exceso

Terminal que se calienta en exceso

Contacto mas caliente de lo normal

Contacto mas caliente de lo normal

En la imagen se observa como hay un cable que esta mas caliente que los otros, el origen casi siempre es debido a malas conexiones o sobre-intensidades puntuales.



Contenido relacionado




 Deja un Comentario

(Requerido)

(Requerido)