Oct 032010

 

Para arreglar un mando en la práctica hay que tener en cuenta que si es por desgaste del carbón que recubre las teclas, nos saldrá mejor sustituirlo por otro. Aunque hay quien recorta los carboncillos de las teclas de otro mando y se lo pega, personalmente creo que es bastante laborioso. Si por el contrario, es por suciedad, si que podremos repararlo, aquí podréis ver el proceso aproximadamente a seguir.

Limpieza del mando TV.

Lo primero será prepararse un juego de destornilladores pequeños, de punta plana y estrella. Seguiremos con un poco de alcohol y algodones, bastoncillos de los oídos o algún trapo fino que no deje pelusa.

En la práctica se nos pueden dar dos situaciones de que un mando a distancia tenga un mal funcionamiento:

  1. Que el mando no funciona nada. Lo primero que nos aseguraremos es que las pilas son nuevas y están bien, si esto es correcto puede ser posible que el fallo lo tengamos en el circuito impreso, para verlo tendremos que abrir el mando y fijarnos en la soldadura del porta pilas que este deteriorada o la pista se halla roto.
  2. Que el mando no responden algunas teclas. También nos aseguraremos que las pilas están en buenas condiciones y después procederemos a limpiar los contactos de dentro, especialmente las teclas que nos fallan.

 Proceso para desmontar el mando a distancia.

Hay que liberar los agarres laterales

Hay que liberar los agarres laterales

Primero quitaremos las pilas del compartimiento del mando, luego miraremos si hay algún tornillo que agarre las tapas y lo quitaremos, generalmente solo llevan la sujeción por unas pestañas de agarre en los laterales.

Para desprender los enganches de los laterales introduciremos un destornillador fino de tipo plano con mucho cuidado, haremos un poco de palanca y poco a poco ira cediendo y desprendiéndose.

Mando una vez abierto

Mando una vez abierto

Pulsador sucio

Pulsador sucio

 

 

En la fotografía se observan los agarres. Una vez destapado veremos algo parecido a esto.

Al abrirlo veréis que hay zonas con grasa y polvo. Ahora solo nos queda concentrarnos en las zonas a limpiar, botones y circuito impreso y coger unos bastoncillos o algodones previamente humedecidos en alcohol y frotar con suavidad las zonas, después hay que secarlo todo bien.

Limpieza del contacto del pulsador

Limpieza del contacto del pulsador

Como ultimo recurso si después de todo el proceso de limpieza las teclas no responden bien, hay en algunas tiendas especializadas de electrónica unos adhesivos con superficie metálica que nos pueden servir en los casos que los pulsadores estén muy gastados.



Contenido relacionado




 Deja un Comentario

(Requerido)

(Requerido)